Dulces mentiras, grandes verdades

Foto tomada por: Isely Ravelo Rojas

Llueve,

En la radio suena Pablito Milanés.

Y me arranco tu voz atravesada en la ausencia

Que dulces mentiras, que grandes verdades

Y pienso en la felicidad…

A la vuelta de una página.

Invasión insular

Zombis de caras asalariadas

Cuentan sus verdades sin herrumbre.

Aprenden a amar sonidos, lugares, olores

Bautizan al tiempo con un puñado de sal

Y duermen a los monstruos de la isla con polvo de palabras.

 

El aire marca un triángulo de cinco puntas

En sus espaldas de escarcha,

Piensan en la nada

(que es en todo)

Aunque sin decirlo.

Nadan al kilómetro cero del mar

Con los ojos al norte

Y a la izquierda del silencio.

 

Mientras,

De un pestañazo macabro,

Se evaporan en la ciudad.

 

 

Razones para El regreso

Piensa en la salida, antes de entrar decía el cartel del policíaco El regreso, presentada en la 40 edición del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana en el acápite A sala llena, dentro de los premios colaterales. Pocos espectadores, incluyéndome, no siguieron el consejo y entraron sin pensarlo mucho.

El filme cuenta la historia de Patricia, una detective que recibe la noticia del fallecimiento de Mariano, quien había sido acusado injustamente. Cuando viaja hasta Matanzas a comunicar lo sucedido a la familia de él, se involucra en la investigación para desenmascarar a un violador de adolescentes. Descubrirlo se convierte en su principal objetivo. Al mismo tiempo, reencuentra a un gran amor del pasado.

La historia, aunque es bastante tradicional y sin grandes pretensiones, logra mantener expectante al público utilizando recursos narrativos como los datos escondidos, el suspenso y la buena fotografía. Codirigido por Alberto Luberta, el largometraje apuesta por un final al estilo de Quentin Tarantino en Reservoir Dogs. Pero esta vez, se establece un dúo mortal entre la detective Patricia y el culpable de las violaciones. Varias razones me hicieron llegar hasta la sala oscura para disfrutar de este título que se mantuvo en cartelera durante buena parte del mes de enero.

Primero, los criterios encontrados de los espectadores: a unos les gustó y pareció buena; a otros les escuché decir que parecía un Tras la huella. Condicionarme por criterios ajenos no era opción. Debía verla y eso hice.

Segundo, es la ópera prima de la reconocida actriz Blanca Rosa. Además es la primera película cubana dirigida y a la vez, protagonizada por una mujer.

Tercero, podría disfrutar de la actuación de prestigiosas figuras como Yadier Fernández, Rafael Lahera, Yazmín Gómez, Yaité Ruiz, Carlos Enrique Almirante y las actuaciones especiales de Verónica Lyn y Jorge Martínez. Además de escuchar la banda sonora realizada para el largometraje por David Blanco.

Cuarto, podría advertir las fisuras del filme desde mi visión no profesional, mi mirada de público. Algunas de ellas motivaron los murmullos en la sala: Patricia se deja arrastrar por el violador, y la mayoría nos preguntamos ¿En la Academia Militar no le dieron clases de defensa personal a la detective? No reaccionar al maltrato del violador (interpretado por Rafael Lahera) resultó poco creíble en la película.

Y quinto, la película es solo el comienzo de la carrera como directora de la Mayor Mónica, ahora, en la piel de Patricia.

El público cubano, amante de los policíacos o no, desde ya aguarda el próximo título de Blanca Rosa. Sabemos que ella tiene, como actriz y directora, potencialidades y razones para el regreso.

Xebra: la aplicación móvil sobre ITS-VIH/SIDA

Dos novedosos servicios distinguen la campaña 20 años aquí para ti que desarrolla el Centro Nacional de Prevención de ITS-VIH/SIDA, con motivo de su aniversario. La aplicación móvil Xebra y el servicio de consejería virtual son las propuestas. Sobre ambas conversamos con Yisel Justiz Tamayo Coordinadora Nacional de Comunicación del Centro y Yaineris Pérez Acuña. Coordinadora Nacional de Consejería.

Yisel Justiz Tamayo

¿Cómo surge la idea de crear Xebra?

YPA: La aplicación Xebra surge a partir de la necesidad de llevar a los adolescentes información por los medios que ellos utilizan más: es decir las nuevas tecnologías.

YJT: Fue una idea de la Coordinadora Nacional de Prevención de ITS-VIH/SIDA en adolescentes y jóvenes, Lídice Mederos de conjunto con otros técnicos, especialistas en el tema y trabajadores del Centro.

¿Por qué lleva ese nombre?

YPA: El nombre Xebra viene dado por la idea de que la cebra es un patrón de precaución cuando cruzamos la calle. Es una manera de que el adolescente y joven se conduzca de manera segura en su vida sexual.

¿En qué consiste la aplicación?

YJT: La aplicación Xebra es un juego interactivo que brinda información sobre las infecciones de transmisión sexual y algunos aspectos básicos de la sexualidad.

¿Cómo puede accederse a la aplicación?

A propósito Yisel Justiz comentó: es una aplicación que estamos ofertando en el Centro Nacional de Prevención de ITS-VIH. Además nuestros consejeros la pueden trasmitir en una actividad educativa o adquirirla en las consejerías de manera manual utilizando Zapya para transferirla.

La campaña 20 años aquí para ti tiene como objetivos principales promover los servicios del Centro de Prevención de ITS-VIH/SIDA a nivel nacional y llegar a públicos a los que el Centro no ha podido acercarse con anteriores acciones de comunicación.  Estos segmentos poblacionales son los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH), personas transexuales, las que viven con VIH y personas que practican sexo transaccional, es decir que utilizan su cuerpo a cambio de beneficios económicos o de otro tipo.

Suelto Promocional its vih cuba

Consejería virtual: consejos y respuestas online

Como parte de la campaña 20 años aquí para ti se retoma el servicio de consejería virtual para los tema de infecciones de transmisión sexual VIH-SIDA. Esta ha resultado una buena práctica en la que las personas pueden recibir información confiable y personalizada a través del correo electrónico consejería-itsvihsida@listas.sld.cu.

 

Además se mantienen los servicios habituales del Centro. Entre ellos: la divulgación de información confiable, el mercadeo social de condones, el observatorio contra la violencia, el asesoramiento nutricional a personas viviendo con VIH, la consultoría jurídica para ellas, sus familiares y amigos, el diseño y producción de materiales educativos, la capacitación y asesoramiento técnico a personal voluntario, organismos y entidades, así como la consejería (cara a cara, anónima y telefónica).

Tanto la consejería virtual como la aplicación móvil Xebra demuestran los esfuerzos del Centro Nacional de Prevención de ITS-VIH/SIDA por parecerse a los tiempos y a los públicos. Un escenario donde las nuevas tecnologías y la salud pueden ir de la mano.

 

 

personales locuras de dos